A los pies de la sierra de Cantabria...

San Vicente de la Sonsierra

Dentro del grupo de danzadores podemos encontrar dos funciones distintas: el danzador propiamente dicho y el cachiberrio.

Para formar parte de la cuadrilla de danzadores no se necesita ningún requisito especial por parte de los vecinos. Es suficiente con acudir a los ensayos propuestos por el encargado local y dominar toda la coreografía pertinente. Tampoco importa la edad. Suele estar comprendida entre los 4 y los 40 años si bien es raro encontrarnos con gente de más de 30. En los pasacalles pueden participar más danzadores además de los ocho que bailarán los ‘troqueaos’. (denominamos ‘troqueaos’ a aquellas danzas que se realizan en la plaza del municipio donde se realizan coreografías con palos, castañuelas, barras, árbol…)

El cachiberrio.- El concepto utilizado en el municipio se refiere a un danzador joven, generalmente un niño, siempre de sexo varón, que se coloca separado del grupo dirigiéndolo para ir señalizando las orientaciones de las calles en los troqueaos. En contadas ocasiones, una de las actuaciones que realizaba era la de comportarse como un “culebrilla” y se metía entre medio de ellos, como si estuviera molestando, para marcar la calle a continuación con maestría. Se trataba de dar espectáculo y comportarse, en cierta forma, como si fuera un bufón.

Otra de sus atribuciones son la de encaramarse en el último piso de la danza del castillo y cantar las loas respectivas al santo y autoridades competentes, favorecido por su poco peso al tratarse de un infante. También se sitúa al frente del grupo de danzadores al realizar el pasacalles, atribuyéndose las funciones propias de conductor de todos ellos. Por otro lado, en ocasiones se han atribuido también la función de recoger los donativos de los propios espectadores para ayudar económicamente al grupo danzador.

La figura del cachiberrio en los troqueaos ha desaparecido a partir de la mitad de la década de los 80. Es únicamente en la danza del Castillo donde mantiene su presencia.

VESTIMENTA

  1. Pantalón largo hasta los tobillos.
  2. Sayuela de colores, sobre el pantalón y que llega hasta un poco más arriba de la rodilla.
  3. Faja roja que sujeta la sayuela
  4. Tiras de colores que penden sobre la faldilla por ambos lados.
  5. Camisa blanca
  6. Coderas, una en cada brazo, con cintas de colores de la bandera de La Rioja.
  7. Mantón de Manila negro con flecos, con bordados de motivos diversos, formando un triángulo que se dispone sobre los hombros con un pico colgando sobre la espalda y los otros dos extremos sujetos y anudados al pecho.
  8. Alpargatas blancas con cintas o hiladillos rojos entrecruzados.
  9. Coscorronera. Pañuelo anudado a la frente con el nudo a la izquierda. Esto de fijar a la izquierda el nudo es de tradición fundamentada a partir de los años 80. Por diferentes imágenes de fotografías recopiladas desde los 40 vemos que no había un criterio unánime en la colocación a un lado o a otro.

LAS MUJERES

  1. Camisa blanca.
  2. Corpiño negro.
  3. Falda roja con dos o más rayas negras, sayas y pololos blancos.
  4. Delantal negro.
  5. Alpargatas blancas con cintas rojas.
  6. Mantón de Manila negro o blanco sobre los hombros. Desde mitad de los 80, las mujeres han usado también el mantón blanco, cuando se trataba de todas las integrantes de sexo femenino. En este caso, las 4 muchachas que ocupaban los 4 puestos centrales, se visten con mantón blanco y las chicas exteriores, uno de color negro.
  7. Lazo negro sobre la cabeza, con el pelo recogido por una trenza.

La vestimenta de los cachiberrios en San Vicente es muy parecida a la del grupo, teniendo algún elemento propio distinto del resto (que marcamos en cursiva):

  1. Pantalón largo hasta los tobillos.
  2. La sayuela de colores o arlequinada. En ocasiones, esta faldilla no se ha usado.
  3. Faja roja que sujeta la sayuela
  4. Tiras de colores que penden sobre la faldilla por ambos lados.
  5. Camisa blanca
  6. nbsp;Coderas más pequeñas, una en cada brazo, por la edad jóven del danzador.
  7. Dos pañueletas cruzadas sobre los hombros. El mantón de Manila no suele emplearse.
  8. Alpargatas blancas con cintas o hiladillos rojos entrecruzados.
  9. Pañuelo anudado a la frente con el nudo a la izquierda.
  10. Cintas de cascabeles en las perneras, por debajo de las rodillas.
  11. Bastón con cola de caballo o 2 palos cortos
  12. Hay que reseñar que durante la danza del castillo normalmente los mozos y/o mozas se despojan de sus sayuelas, mantones y otros complementos para que no les resulte molesto a la hora de formar la torre.

Alpargatas
Coderas
Mantón
Sayuela
Vestuario completo
Tags: ,

Síguenos en Facebook

SFbBox by debt consolidation

© 2019 San Vicente de la Sonsierra. Todos los derechos reservados.